VIVE

Tradición poblana: CHILES EN NOGADA

Chiles poblanos, nueces de castilla y granada, el platillo que año con año nos llena de orgullo.

Cuando hablamos de gastronomía poblana, hablamos de un lugar especial en  nuestro corazón culinario.

Los Chiles en Nogada son una obra maestra de la cocina mexicana y han sido reconocidos como el platillo poblano por excelencia. Con motivo de brindar un homenaje a este plato, Puebla realiza la temporada de Chiles en Nogada hasta el 30 de septiembre. Esta celebración, es también conocida como “la Navidad poblana”, porque reúne a toda la familia entorno a prepararlo.

Esta receta consiste en chiles poblanos rellenos de un guiso de carne de res y cerdo, mezclado con la fruta de la temporada como plátano, manzana , pera o durazno; luego se cubre con harina y huevo batido, la famosa capeada, y se fríe. Para el aderezo, se prepara una salsa blanca hecha de nuez de Castilla picada y licuada con dulce moscatel, crema y queso fresco, que da como resultado la célebre Nogada. Y se finaliza con fruta de granada y hojas de perejil para decorar.

Si bien, hay diferentes estilos y versiones para preparar este delicioso plato tricolor, existen algunos mandamientos que garantizan que el plato sea lo más parecida a la original.

  1. Preparar en temporada: la importancia de este paso, es que los ingredientes se cultivan únicamente durante los meses de julio y septiembre. Y algunos afirma, que de ahí reside su encanto.
  2. No sustituir ingredientes: el único chile que se debe usar es el chile poblano, que le aporta un sabor ligeramente amargo y sutil picor.
  3. Capeado: Como lo nombramos antes, el capeado se trata de pasar los chiles por harina y huevo batido para después freír. Y aunque hay discusión sobre hacerlo o no, la receta original va capeada.

Si ya te animas, y quieres prepararlos te dejamos la receta completa para que puedas prepararlos en casa.

  • Pica todas las frutas en cubitos.
  • Tuesta las almendras y los piñones.
  • Pica el ajo y la cebolla, y saltea en un poco de aceite vegetal, hasta que esté dorada
  • Agrega la carne y sazona con sal y pimienta al gusto. Reserva la carne cuando esté cocida.
  • Fríe las frutas, empezando por el plátano.
  • Cuando las frutas suelten los jugos, retira del fuego y agrega la carne, las almendras, los piñones y las pasas.
  • Deja cocinar 3 minutos a fuego medio. Retira y se deja enfriar.
  • Licúa los quesos, la crema, la leche y las nueces.
  • Para servir, pon la crema en el plato, coloca encima los chiles rellenos con la carne y cubre con la granada y nueces picadas. Decora con perejil picado.

Puedes acompañar con vino blanco, espumosos o rosados y disfrutar de un sabor aún más exquisito.